• El cuaderno de Aretha Franklin

    Había un chico, Jim. Jim era un estudiante en Waco, Texas. Jim necesitaba un cuaderno para la clase de matemáticas. Le dijo a su mamá: “Necesito un cuaderno para la clase de matemáticas.” 

    Su mamá dijo, “¿Qué cuaderno quieres?”

    Jim quería un cuaderno con foto de Aretha Franklin, porque le gustaba mucho la música de Aretha Franklin. Jim dijo, “Me gustaría un cuaderno con foto de Aretha Franklin, porque me gusta mucho su música.”

    Jim fue a WalMart con su mamá. Había muchos cuadernos en WalMart. Había cuadernos con fotos de gatos o perros. Había cuadernos con foto de Taylor Swift o de Justin Bieber. Buscaba y buscaba, pero no vio un cuaderno con foto de Aretha Franklin. 

    Había una chica en la clase de matemáticas de Jim. Era Jessica. Ella también necesitaba un cuaderno, y fue a WalMart con su papá. Ella quería un cuaderno con foto de Lionel Messi. Buscaba y buscaba, pero no vio un cuaderno con foto de Lionel Messi. Su papá compró un cuaderno con foto de un gato. Jessica salió de WalMart con su papá, pero no estaba contenta.

    Jim también salió de WalMart con su mamá. Fue a Target. En Target había muchos cuadernos. Había cuadernos con fotos de pinguïnos y canguros. Había cuadernos con foto de Beyoncé o de Justin Timberlake. Buscaba y buscaba, pero no vio un cuaderno con foto de Aretha Franklin. La mamá de Jim dijo: “Necesitas un cuaderno para la clase de matemáticas, y no hay cuaderno de Aretha Franklin. Quiero comprar otro cuaderno. ¿Te gusta más el cuaderno de Superman o de Spiderman?” 

    Jim dijo, “Me gusta más el cuaderno de Spiderman.” Su mamá compró el cuaderno.

    Jim salió de Target y dijo, “Gracias, mamá, pero estoy triste. Me gustaría un cuaderno de Aretha Franklin. Por favor, vamos a Dollar General.” En Dollar General también había muchos cuadernos. Jim buscaba y buscaba … y vio un cuaderno con foto de Aretha Franklin. Su mamá compró el cuaderno, y él estaba muy contento.

    Al día siguiente, Jim fue a la clase de matemáticas. Jessica también estaba en la clase. Jim dijo, “¿Cómo estás?” 

    Jessica dijo, “Estoy triste porque no había cuaderno con foto de Lionel Messi, y mi papá compró un cuaderno con foto de un gato. No me gusta el cuaderno.” 

    Jim dijo, “Tengo un cuaderno extra. ¿Te gusta más tu cuaderno, o mi cuaderno con foto de Spiderman?” 

    Jessica dijo, “Me gustaría un cuaderno de Spiderman. ¿Me das el cuaderno?” 

    Jim dijo, “Sí. Te doy mi cuaderno extra.” Jim le dio el cuaderno. Jessica estaba contenta, y Jim estaba contento.