• ¡Necesito chocolate!

    Jenny tenía un problema. Tenía mucha hambre. Quería comer chocolate. No, necesitaba chocolate. Y, ¡qué lástima! no podía ir a Target para comprar chocolate porque no tenía dinero. No sabía qué hacer. Al final dijo, “Voy a hablar con mis amigas.”

    Jenny fue para hablar con su amiga Rocío. Le dijo, “Tengo un problema. Tengo mucha hambre. Necesito chocolate.”

    Rocío dijo, “Hay mucho chocolate en Buc-ee’s en Denton. ¿Por qué no vas a Buc-ee’s para comprar chocolate?”

    Jenny contestó, “Sí, hay chocolate en Buc-ee’s, pero no tengo dinero. Quiero saber si tú tienes chocolate. ¿Me das chocolate?”

    Rocío dijo, “Lo siento. No te puedo dar chocolate, porque no tengo chocolate.

    Jenny preguntó, “¿Sabes quién tiene chocolate?”

    Rocío contestó, “No sé, pero pienso que quizás Alison tiene chocolate.”

    Jenny dijo, “Gracias. Voy a hablar con ella.”

    Jenny habló con Alison, y le dijo que necesitaba chocolate. Alison dijo, “Hay mucho chocolate en Sprouts. Tienes que ir a Sprouts para comprar chocolate.”

    Jenny dijo, “No puedo comprar chocolate, porque no tengo dinero. ¿Tú tienes chocolate para mí?”

    Alison dijo, “A mí también me gustaría comer chocolate, pero no tengo.”

    Jenny preguntó, “¿Sabes si Carina tiene chocolate?”

    Alison respondió, “No sé, pero pienso que es posible. Puedes hablar con ella.”

    Jenny llamó a Carina y le dijo que tenía hambre y quería comer chocolate.

    Carina dijo, “Pienso que hay chocolate bueno en Albertsons. ¿No quieres ir a Albertsons para comprar chocolate? Yo puedo ir contigo.”

    Jenny le dijo que no podía comprar chocolate porque no tenía dinero. Dijo, “¿Tú no tienes chocolate para mí?”

    Carina dijo, “No tengo mucho chocolate.”

    Jenny dijo, “Pero, por favor, ¿me das un poco?”

    Carina contestó, “Sí, Jenny. No tengo mucho chocolate, pero te puedo dar un poco. Estoy contenta de compartir contigo, porque tú eres mi amiga. Y como mi mamá dice, ‘Compartir es vivir.’”

    Jenny le dijo, “Muchas gracias. Tú eres una amiga excelente.” Jenny fue a la casa de Carina, y Carina le dio chocolate. Jenny comió el chocolate, y estaba contenta.