• La camiseta verde

    Valeria vivía en Denton. Era baja, y tenía pelo largo y castaño. Tenía catorce años, y era una estudiante de Denton High School. En diciembre su familia salió de su apartamento en Denton y fue a un nuevo apartamento en Lake Dallas. Su papá le dijo, “En enero vas a cambiar de escuela. Ya no vas a estudiar en DHS. Vas a ser estudiante de Lake Dallas High School.”

    Valeria pensaba mucho acerca de la nueva escuela. Tenía mucha ropa morada (el color de DHS), y estaba preocupada. Pensaba, “Si llevo una camiseta morada, todos van a saber que soy de Denton High School. Necesito ir de compras y buscar ropa del color de LDHS.” Leyó en el internet que el color de LDHS era verde. Entonces habló con su mamá. Le dijo, “Yo tengo muchas camisetas moradas, pero el color de Lake Dallas High School es verde. Quiero comprar ropa verde. ¿Me das dinero?”

    Su mamá le dio cien dólares, y Valeria fue a WalMart en Hickory Creek para buscar camisetas verdes. Había camisetas, y había unas camisetas de LDHS, pero no eran muy bonitas, y no le gustaban mucho. Pero el precio era bueno, y decidió comprar dos camisetas, siete dólares cada una. 

    Quería ir a Target para ver si había camisetas. Llamó a su madre y fue con ella. Había camisetas verdes--y muy buenas--pero el precio era alto. También vio una sudadera verde. Era de UNT y no de LDHS. Al final compró la sudadera por veintiocho dólares, y una camiseta por quince. Pensaba, “No es suficiente tener tres camisetas. Tengo que encontrar otras camisetas verdes. ¿Dónde venden camisetas? ¿Adónde puedo ir?” Fue a Walgreens, y había muchas camisetas. Compró tres por veinticinco dólares.

    También fue con su padre a Footlocker para buscar zapatos verdes. Había zapatos negros y unos azules, pero no encontró verdes. Preguntó, “¿Dónde venden zapatos verdes?” 

    La chica que trabajaba en Footlocker contestó, “No sé.” Valeria salió, y fue a Grapevine Mills. Había zapatos verdes en Nike, pero ella no tenía suficiente dinero porque el precio era alto. Buscaba en Converse, y vio unos zapatos verdes que eran bonitos--y el dinero que ella todavía tenía era exactamente suficiente para comprarlos. Estaba muy contenta.

    El primer día de la escuela, Valeria se puso su ropa nueva. Llevaba la camiseta nueva y la sudadera de UNT que compró en Target, y los nuevos zapatos Converse. Estaba muy contenta de llevar ropa del color de LDHS. Pero cuando llegó a la escuela, ¡qué sorpresa! Miró a los otros estudiantes y vio que ellos no llevaban ropa verde. Llevaban camisetas azules o negras, y llevaban sudaderas rojas o grises. Valeria habló con una chica. Le preguntó, “El color de LDHS es verde. ¿Por qué no llevan ustedes ropa verde?”

    La chica contestó, “No sé. Aquí no tenemos uniforme. Todos los estudiantes llevamos la ropa que queremos. Pero me gustan tus zapatos verdes. ¿Dónde los encontraste, y cuánto pagaste?”